Saltar al contenido

Como hacer un acodo

El acodo o amorgonamiento es un método artificial de propagación vegetal, que consiste en hacer posible la aparición de raíces, por medio del calor, de la humedad de la tierra preparada y de incisiones o ligaduras en las ramas acodadas, formando nuevos individuos

Que es el acodo

Resultado de imagen para acodos


Este procedimiento consiste en hacer arraigar ramas jóvenes sin separarlas de la planta madre.
Se aplica a un pequeño número de especies.

Las de ramas flexibles pueden acodarse depositandola sobre el suelo, y las demás formando un montículo encima de ellas.


Como hacer un Acodo sencillo


Este método se utiliza para la vid, la higuera, el magnolia, los rododendros, la mahonia … En otoño o invierno, abra una zanja de unos 20 cm de profundidad al pie de la planta madre.

Cubra el fondo con una mezcla ligera compuesta por arena, mantillo y tierra de jardín.


Elija una rama sana y vigorosa, y deposítela en el fondo de una zanja, aguantándola con ganchos, después de haber practicado una incisión longitudinal en la corteza que quedará en contacto con el fondo de la zanja.

Levante el extremo de la rama, córtela dejando 2 o 3 yemas por encima
del suelo, y póngale un tutor vertical, reponga el sustrato en la zanja y riegue.
Al otoño siguiente separelo de la planta madre.
La rama ha echado raíces y puede trasplantarse.

Te puede interesar  INJERTO DE CUÑA O DE HENDIDURA

Como hacer un Acodo en maceta


Se utiliza para acodar especies delicadas y perennifolias que toleren mal el trasplante a raíz desnuda.

El método es el mismo que en el acodo simple, pero pasando antes la rama por el agujero de drenaje o por una abertura lateral de una maceta colocada en la zanja.

Como hacer un Acodo en montículo


Se utiliza con las especies de tallos erguidos, el membrillero de Provenza, los distintos manzanos de la selección East Melling M9, M 106, etc., el avellano, el membrillero del Japón …

En primavera pode severamente la planta madre, a unos 20 cm del suelo, y cubra con un montículo compuesto de arena, tierra de jardín y turba.

Los brotes enterrados se desarrollarán y enraizarán en ese mismo año.
Al otoño siguiente desentierre la mata y separe los nuevos brotes con sus raíces, cortando con las tijeras de podar.

A la primavera siguiente puede repetirse la operación; una sola mata puede
producir docenas de nuevas plantas a lo largo de varios años.