Minador de la hoja de Cítricos -(Phyllocnistis citrella)

Nombre científico: Phyllocnistis citrella

Reino: Animalia

Clasificación superiorPhyllocnistisEspecie: P. citrella;

(Stainton, 1XXX)

SuperfamiliaGracillarioideaCategoría: Especie

Descripción:

plagas y enfermedades de los cítricos en la región de murcia Minador de las hojas de los cítricos es un pequeño lepidóptero que realiza la puesta en las hojas más tiernas de los brotes cuando estas están formándose.

De los huevos emergen larvas que penetran en la epidermis de la hoja, realizando galerías entre las dermis, primero siguiendo el nervio principal de la hoja y luego zigzagueando por ella.

Una vez completado el ciclo la larva, sale al exterior por el borde de la hoja y forma un pequeño pliegue en ella, dentro del cual hace la crisálida.

Resultado de imagen para Minador de la hoja de Cítricos


La plaga está fuertemente regulada por las condiciones climatológicas, ya que las bajas temperaturas frenan su desarrollo de manera clara, y las temperaturas cálidas favorecen su proliferación.

Síntomas y daños:
Los daños causados por la plaga, inducen la caída de las hojas atacadas en su mayor parte, o si quedan en el árbol, presentan formas enrolladas y tienen grandes dificultades para realizar la función clorofílica normalmente.


Tales hojas sirven además, como muy buenos refugios para otras plagas como ácaros.

En árboles jóvenes en crecimiento, los ataques pueden tener peor consideración, ya que pueden alterar el normal desarrollo y formación de los mismos.

En árboles adultos, los daños tienen la consideración de estéticos y no se ha podido demostrar una incidencia severa en la cantidad o calidad de cosecha, con defoliaciones de hasta el 25% de las hojas, nivel que muy
raramente llega a producir esta plaga.

Te puede interesar  Huertos: Plagas y enfermedades del maíz -COMPLEJO MANCHA DE ASFALTO

Periodo crítico para el cultivo:

Final de primavera-verano:  La aparición y evolución de la plaga depende de las condiciones climáticas del invierno anterior.

Con poblaciones bajas, la recuperación de la plaga y los daños es lenta.


El mayor desarrollo se alcanza en pleno verano, y siempre va paralelo a la presencia de brotes susceptibles de ser atacados.

En esta fecha, suele presentar un ciclo muy corto, en paralelo a la rápida evolución de los brotes.

Otoño:
La evolución depende de las condiciones climáticas de finales de verano y de la presencia de brotación receptiva a los ataques de la plaga.

Por lo general suele mostrar un ciclo largo, en paralelo con un crecimiento lento del brote.

Estado más vulnerable de la plaga:
Larvas L1 y L2.
Inicio de la galería desde la puesta al nervio central, a lo largo de este e inicio de la galería sinuosa en la hoja.

Método de detección y seguimiento:
Control de puestas y minas en hojas jóvenes de los extremos del brote.

Larvas por hoja.
Evaluar 10 brotes por árbol, al azar, sobre 20 árboles de la parcela.

Umbral de actuación contra la plaga:
Sin definir, aunque algunos autores citan una larva por hoja como recomendación.

Resultado de imagen para Minador de la hoja de Cítricos


Control químico:
En árboles adultos:
En general no es recomendable tratar la plaga en árboles adultos, salvo que se aprecien niveles muy elevados de la plaga, coincidentes con la principal entrada en brotación de estos.

En el caso de brotaciones secundarias, no es recomendable actuar contra la plaga, dado el nulo interés de las mismas.

Te puede interesar  Virus del rizado amarillo del tomate.

En variedades que fructifican en los brotes de última generación (campaneras), puede ser interesante tratar tal brotación, si coincide esta con un ataque importante de la plaga.

En árboles jóvenes y reinjertadas:
Dado que suelen estar en permanente crecimiento, puede ser interesante tratar para proteger los periodos de crecimiento, repitiendo el tratamiento, según el producto utilizado, cuando corresponda.

PRODUCTOS

Abamectina (aplicar solo en plantones o injertadas, dejar zonas refugio de un 5% de la superficie, sin tratar, en explotaciones de más de 5 has., no utilizar a menos de 20 metros de corrientes de agua, no utilizar en espacios naturales protegidos ni en sus zonas de influencia, oficialmente declaradas).

Azadiractina (aplicar sólo en plantones e injertadas y pintado al tronco).
Acetamiprid (aplicar sólo en plantones e injertadas).

Imidacloprid (aplicar sólo en plantones e injertadas, pintado al tronco o en riego por goteo).

Control biológico:
Aparte de la fauna auxiliar autóctona que actúa contra la plaga, depredando o parasitando las larvas como pueden ser Crysopa o Pnigalio ssp., en la actualidad hay abundantes parásitos foráneos que se han aclimatado (con mayor o menor importancia y eficiencia) a nuestras condiciones y ayudan al control biológico de la plaga, manteniendo niveles de esta poco agresivos para el cultivo.

Entre otros podemos citar: Ageniaspis citrícola, Cirrospilus pictus y C. Vitatus, Quadrastichus sp., Semialacher petiolatus, Citrotichus phyllocnistoides.

Control biotecnológico:
Existe la posibilidad de evaluar las poblaciones de adultos de la plaga, utilizando trampas tipo delta cebadas con feromona sexual de la plaga.

En tales trampas se capturan adultos de Phyllocnistis que permiten estimar la importancia relativa de la población, comparando datos con los de años precedentes para las mismas fechas.

Te puede interesar  Gusano peludo de la hoja del banano - Ceramidia sp.

Medidas culturales:
Como en el caso de los pulgones, pero aún más importante aquí, el manejo del cultivo es decisivo para regular y controlar la entrada en brotación de los árboles. Un simple desfase de unos días entre la entrada en brotación y la presencia más o menos importante de adultos de la plaga, puede facilitar la ausencia o presencia de plaga y de daños en el cultivo.

Para reducir el impacto visual de los ataques severos en árboles adultos, puede llevarse a cabo una eliminación y destrucción de brotes afectados, pero en todo caso, siempre antes de que se produzca el avivamiento de las crisálidas presentes, lo que ayuda a la reducción del nivel de población.

Estrategias de control de la plaga:

  1. En general, en árboles adultos, no debemos plantearnos actuaciones químicas contra la plaga, salvo muy contadas ocasiones, en las que se dé una clara coincidencia entre la entrada en brotación del huerto y una elevada población de la plaga, detectada en trampas con feromonas.
  2. En árboles jóvenes en formación, o en reinjertadas, mientras no tengan cosecha, pueden plantearse otras estrategias de control, destinadas a favorecer una formación del árbol, no alterada por la plaga.
    En este caso se puede recurrir a la utilización vía gotero de los productos autorizados o bien, pintados al tronco, lo que permite un buen control de la plaga y una baja incidencia de los productos aplicados sobre la fauna útil del huerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cheap Jerseys Wholesale Jerseys Cheap Jerseys Wholesale Jerseys Cheap Jerseys Cheap NFL Jerseys Wholesale Jerseys Wholesale Football Jerseys Wholesale Jerseys Wholesale NFL Jerseys Cheap NFL Jerseys Wholesale NFL Jerseys Cheap NHL Jerseys Wholesale NHL Jerseys Cheap NBA Jerseys Wholesale NBA Jerseys Cheap MLB Jerseys Wholesale MLB Jerseys Cheap College Jerseys Cheap NCAA Jerseys Wholesale College Jerseys Wholesale NCAA Jerseys Cheap Soccer Jerseys Wholesale Soccer Jerseys Cheap Soccer Jerseys Wholesale Soccer Jerseys